EVALUACIÓN DE LAS NECESIDADES DE NUESTRA COMUNIDAD

DIAGNOSTICO DE LAS NECESIDADES

Al realizar un estudio y buscar las necesidades que apremiaban nuestra comunidad, pudimos encontrar que los sectores más necesitados y vulnerables, estaban constituidos por un alto porcentaje de población hispana emigrante y afroamericana. Padres trabajadores que por su condición migratoria tienen empleos con salarios muy bajos, teniendo que trabajar mucho más tiempo, haciendo que sus familias sufran carencias de toda índole, tanto económicas, como de tiempo de calidad para sus hijos. Al presentarse este fenómeno en los hogares las familias se han deteriorado, ha aumentado la criminalidad, ha aumentado la ausencia en las es-cuelas, teniendo así un alto número de jóvenes perdidos en las drogas sin saber en qué ocupar su tiempo libre. Al encontrarnos con esta realidad, vimos la ausencia de apoyo a este sector vulnerable de nuestra sociedad. Comenzamos a prepararnos y educarnos para poder implementar el pro-grama de acuerdo a la necesidad.

Nuestra meta siempre será seguir ayudando a los más necesitados, seguiremos con el legado que nació un día en el corazón de un hombre, el pastor Raymond Jaquez, que sufrió la necesidad desde su niñez en su tierra natal Republica Dominicana, con una familia numerosa 17 hermanos y bajos recursos económicos para cubrir sus propias necesidades. Por ello él no ha podido ser indiferente ante el dolor, ante la necesidad de los más vulnerables. Ha trabajado arduamente junto con su esposa la pastora Mónica Jaquez sin descansar con el único objetivo de poder proporcionar al más desvalido los recursos necesarios para tener una mejor calidad de vida. El pastor Jaquez se especializo en mercadotecnia, ha proporcionado su servicio a empresas como Tazo Tea de la marca de Starbucks Coffee, New York Ice Tea, Multi Vitamin Enhace Wáter, Ciclon, Brazil Gourmet, Envios Rápidos y otras marcas multinacionales han solicitado su servicio y estudio de mercados, logística etc. Estos 26 años de experiencia los ha puesto a disposición de la comunidad como una herramienta eficaz de saber cómo llegar a reconocer las carencias y necesidades de cada área dentro de una comunidad. Los pastores Jaquez no se limitaron y al necesitar recursos para seguir apoyando a las familias han donado sus dos casas, con un valor de $750,000 dólares, para que los programas puedan seguir vigentes. Hasta el día de hoy todos los programas son totalmente gratis y contamos con personal voluntario de 80 personas. Con todo lo que los pastores Jaquez han pasado en su niñez ellos no puede ser indiferentes ante el dolor y ante la necesidad de los mas vulnerables.