NUESTRA HISTORIA

Nuestros programas se inician en el año 2005 y en 2017 se registra la FUNDACIÓN " AMOR sin BARRERAS" JCL, cuando rentábamos un local en el hotel Sheraton y empezamos a ver la necesidad de las personas que pertenecían a la comunidad de Brentwood, Central Islip y sus alrededores. Iniciamos repartiendo comida, buscando albergue a aquellos que vivían en la calle, jóvenes que dejaban las escuelas por involucrarse en las pandillas, drogas y dañando los vecindarios con graffitis; la criminalidad en esta comunidad y sus alrededores era del 50%. Jóvenes que no tenían padres que los representaran en las escuelas eran representados por el pastor Ramon Jáquez. Nuestros programas nacieron a raíz de la necesidad en nuestra comunidad. Al ver que seguíamos creciendo buscamos un lugar mas grande en Holbrook, donde estuvimos un periodo corto de un año, después nos trasladamos a la ciudad de Central Islip donde compramos un local mas grande, y pudimos ofrecer mas ayuda. Comenzamos a tener acceso a las escuelas en esta área y marcamos un precedente importante, donde nace el programa rescatando la juventud y logramos ayudar a mas jóvenes y rescatarlos de las drogas y pandillas. Muchos de esos jóvenes en el presente son artistas, profesionales, ministros, militares y según el reporte de la policía en ese tiempo la criminalidad se redujo al 42%.

En el 2012 nuestra comunidad fue grandemente afectada por el huracán Sandy donde hubieron muchos damnificados y nació el programa amor en acción, repartiendo alimentos a mas de 87.000 familias, nuevamente al tener un gran crecimiento buscamos un lugar mas amplio en Smithtown después de estar en un lugar de 3200 pies cuadrados nos trasladamos a un lugar 78.500 pies cuadrados la cual es nuestra cede actual, donde en este momento contamos con 20 programas vigentes en la comunidad sin costo alguno.

Detrás de cada programa creado hay una historia que contar, pues cada uno de ellos surge de una necesidad especifica de alguien que en ese momento vimos con carencia de ayuda o de apoyo familiar. Como madres confundidas sin saber a donde acudir porque su hijo tenía problemas en el consumo del alcohol, familias de bajos recursos que no tenían como comprar alimentos para llevar a su casa, Jóvenes, mujeres, sumergidas en la depresión, sin tener la información adecuada que las pudiera ayudar y a reconocer que tenían una enfermedad que con un buen tratamiento se podían curar, padres con expectativas altas de proporcionarles a sus hijos las herramientas para aprender a tocar un instrumento musical, aprender a danzar, dibujar, pintar, Jóvenes que venían de prestar servicio militar y llegaban desubicados, padres deprimidos con hijos en el ejército, porque sus hijos fueron enviados a la guerra etc.

Pero sin contar con los recursos económicos necesarios para cubrir los costos de dichos programas, al ver cada una de estas necesidades y en nuestro esfuerzo de poder ayudar a todas estas personas fueron creados estos programas. “Nuestra fundación amor sin barreras” como su nombre lo indica cree que el amor hacia los demás es una herramienta eficaz para impartir esperanza a niños, jóvenes y adultos, pudiendo ellos realizarse como personas integrales y productivas dentro de esta sociedad.

Entre los fines de interés general que persigue nuestra fundación es el de próximamente implementar una Escuela socio deportiva de futbol en nuestros programas ya que es una herramienta que fomenta el respeto, transparencia, compañerismo, dedicación, compromiso, igualdad, motivación, y también trae la unidad. A través del deporte se manejan estrategias que cultivan la tolerancia y el trabajo en equipo, que juntos podremos trabajar para lograr un mismo objetivo.